top of page
004large.jpg
LOGOS 3.png

CARMEN PERALES

CA LA CASILDA

En Prades, un pequeño pueblo de la provincia de Tarragona, encontramos Ca la Casilda, una casita llena de encanto. Vivienda habitual de una familia del pueblo durante generaciones, hoy ha sido restaurada y la podemos disfrutar como casa rural. Las casas mas comunes en el siglo XIX eran casi todas iguales.

Ca La Casilda

LA

IDEA

La planta baja servía de acceso y de cuadra para los animales, en la primera se encontraba la cocina y alguna alcoba, en la segunda los dormitorios y en la buhardilla normalmente, estaban las gallinas y las palomas u otros animales pequeños. Cada una de las plantas tiene menos de 30 metros cuadrados, incluyendo las escaleras y solo hay ventanas en la parte frontal de la casa a excepción de una ventana extra en la buhardilla. Todo esto suponía un reto y me gustó. Lo más importante era conseguir que la casa no pareciese ni pequeña ni oscura.

029.jpg

COCINA

AZUL

CIELO

Para ello elegí pintar todas las paredes y techos en blanco, así como las puertas. Estas son todas las originales de la casa, simplemente se han saneado y pintado y se han reemplazado algunas manillas que no estaban en buen uso.

 

En cuanto a las vigas mi primer impulso fue devolve las a su color natural y simplemente nutrirlas. Pero finalmente usé, de nuevo el blanco. Solamente dejé en color madera las transversales de cada planta.

 

El azul cielo lo usé para las vueltas entre vigas y para algún paño en los baños y pasillos. Con esa decisión co seguí que los techos pareciesen más altos, el toque azul daba profundidad y potenciaba el efecto de amplitud.

Ca La Casilda
007.jpg

HABITACION

Con todo esto y la fachada renovada, tenemos la estructura base hecha. Para los elementos funcionales como mesillas, sillones, sillas y otros, lo que hice fue reciclar todo lo que encontré en la casa así como en otras de la misma propiedad y adecuarlos a la estética buscada.

Para las habitaciones escogí utilizar como cabezales persianas de esparto de artesanías Pérez y Pérez, son maravillosas y aportan mucha calidez.